cerrar

NOTICIAS NACIONALES

IBCE, trabajando por una Bolivia digna, productiva, exportadora y soberana



Denuncian “esclavitud moderna” en construcción de carretera en el oriente

  Publicado el: 21 de mayo de 2018

Durante la inspección realizada al campamento y carretera Rurrenabaque -Riberalta, a cargo de la china Railway Construction Corporation International Limited, se constató condiciones laborales propias de la “esclavitud moderna”, además de desembolsos que no van acorde al avance de la obra, informó el senador Yerko Núñez (UD). Boletín de noticias Recibe todos los días los principales titulares de lostiempos.com, directamente por correo. Suscríbase ahora ¡Suscribase! Nombres: * Apellidos: * Teléfono/Celular: * Correo electrónico *

“Se verificó maltrato a los trabajadores en el recorrido que se hizo durante dos días; lo denuncian los trabajadores, las comunidades en el trayecto, los ingenieros bolivianos. Nuestros connacionales viven hacinados, sin aire acondicionado con más de 30 grados centígrados, más parece que están en calidad de esclavos en la época moderna”, señaló.

En entrevista con ANF, el legislador de oposición dijo que la comisión mixta que viajó a Beni, también verificó que la empresa con más de 100 obreros bolivianos no cuenta ni siquiera con una enfermera o médico que atienda a sus dependientes, de los cuales la gran mayoría no cuenta con un seguro médico, y menos aún sus familias.

“Hemos visto que apenas cuentan con un botiquín con cuatro o cinco medicamentos, es decir, viven en una situación de maltrato inhumano y violación a sus derechos que se da porque el Gobierno lo permite, porque la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) y el propio Ministerio de Trabajo no cumplen con la supervisión”, expresó  Núñez

 

UNOS HACINADOS Y OTROS CÓMODOS

El senador Yerko Núñez dijo que mientras los bolivianos viven hacinados en habitaciones sucias, algunos duermen hasta en el piso sobre colchones de cinco centímetros de altura, comen alimentos en descomposición porque están expuestos a las altas temperaturas; en tanto, los ciudadanos chinos cuentan con heladeras y aire acondicionado en sus recintos.