X

NOTICIAS NACIONALES

IBCE, trabajando por una Bolivia digna, productiva, exportadora y soberana



Bolivia con el 1,1% mantiene la inflación de alimentos más baja

  05 de agosto de 2022

• Jorge Habermann/

El Banco Mundial (BM), en el reporte Fodd Security Update (Actualización de Seguridad Alimentaria), destaca la economía boliviana porque mantiene una baja inflación en alimentos con el 1,1%, como resultado de las medidas aplicadas por el Gobierno, entre ellas las subvenciones y los subsidios. Bolivia es una isla de estabilidad en medio de la crisis mundial.

David Quiroz, director de la Unidad de Análisis de Políticas Sociales y Económicas (Udape), señaló que es importante destacar lo que publicó el Banco Mundial en su reporte del 29 de julio de este año, que considera a 160 países para hacer las comparaciones y de este total Bolivia está con la inflación más baja del mundo, por debajo del 2%.

“Para ser específicos, estamos con una inflación de alimentos que en junio de este año alcanzó tan solo al 1,1%. Tenemos la inflación más baja en el mundo”, aseguró.

Un elemento muy importante para tener estos bajos índices de inflación, señaló, es la política del Gobierno, que incluye subvenciones y subsidios dirigidos a los productores y a los consumidores para garantizar que los precios de la canasta familiar no sufran ninguna alza.

Argumentó que esto es importante porque si se incrementaran los precios, en el caso de las poblaciones vulnerables más pobres, cuyos ingresos no son elevados, esto afectaría enormemente a su economía.

La subvención es uno de los escudos del Gobierno ante la inflación. Para garantizar que esta política sea sostenible ha implementado desde el año pasado la sustitución de importaciones, que permite la producción interna y garantiza a la vez la seguridad alimentaria para evitar la importación de algunos productos que por el conflicto entre Rusia y Ucrania han elevado enormemente sus costos.

“Por ejemplo, el precio del pan, que es un producto fundamental de la canasta familiar, no ha sufrido un incremento desde 2015, se mantiene en 50 centavos hasta 2022, y esto es porque está subvencionado por el Gobierno a través de Emapa, que hace la subvención tanto al productor de trigo como a la harina que se vende a los panificadores”, dijo.

Con ello se está buscando garantizar que los precios no tengan variaciones abruptas y estén controlados.

“En 2015, con el salario mínimo que era 1.656 bolivianos, podías comprar 3.312 panes, y ahora, en 2022, cuando el salario mínimo es 2.250 bolivianos, puedes adquirir 4.500 panes. Eso significa que existe un incremento de capacidad de compra del 36%”, dijo.

La inflación se calcula a través del índice de precios, que se constituye en el principal indicador de toda economía y es empleado para el diseño de cualquier política económica, en este caso de los alimentos, sobre la base de los más de 390 productos de la canasta familiar.

Puntualizó que otro tema es el diésel, que también está subvencionado, que se utiliza para la producción de alimentos, para su transporte y ello tiene efectos multiplicadores para que se mantengan los precios en todos los productos de la canasta familiar.

El Ministerio de Economía y Finanzas informó que la inflación en general, no solo de alimentos, acumulada a junio de 2022 alcanzó al 1,2%, que se mantiene estable y controlada, siendo así la más baja de la región, no obstante el contexto internacional adverso.





¡DESCARGUE GRATIS! Cifras del Comercio Exterior Boliviano 2021

Edición Estrella del Periódico Comercio Exterior