cerrar

NOTICIAS NACIONALES

IBCE, trabajando por una Bolivia digna, productiva, exportadora y soberana



Empresarios cochabambinos piden diferir aguinaldo y que el bono sea en producto nacional

  Publicado el: 30 de octubre de 2020

Debido a la crisis económica agravada por la pandemia del coronavirus, los empresarios cochabambinos se suman a la propuesta de que este año se flexibilice el pago del aguinaldo para cancelarlo en plazos y en más tiempo, y sugieren que, además, el Bono Contra el Hambre comprometido por el Gobierno entrante se destine a la compra de producto nacional mediante la billetera móvil.

En tanto, el representante de la Central Obrera Departamental (COD), Vicente Cordoba, indicó que el pago del aguinaldo debe cumplirse como manda la ley, sin diferirlo ni pagarlos por partes.

La polémica surgió después de que el vicepresidente del Colegio de Economistas de Santa Cruz, Juan Carlos Suárez, sugirió flexibilizar el pago del aguinaldo debido a la crítica situación que atraviesa el país.

El presidente de Cámara de Industria, Comercio y Servicios de Cochabamba, Ramón Daza, indicó que las industrias de la región perdieron este año unos 600 millones de dólares y unas 300 industrias cerraron, por lo que sería muy difícil pagar el aguinaldo para las empresas.

Daza indicó que el diferimiento del pago del aguinaldo es una de las solicitudes de la Cámara Nacional de Industria (CNI), entre otras 25 políticas para la reactivación económica, que se pretende plantear al nuevo Gobierno. “Las pequeñas y microempresas son las más afectadas y muchas cerraron, dejando sin trabajo a mucha gente”, indicó Daza.

El presidente de la Federación de Empresarios Privados (FEPC), Javier Bellott, en tanto, explicó que su sector se reunirá para evaluar la solicitud de un posible diferimiento del pago del aguinaldo, pero detalló que la situación de las empresas era muy crítica y más del 50 por ciento no están en condiciones de pagar este beneficio.

Explicó que el flujo de caja de las empresas era mínimo, debido a que la economía del país se recupera lentamente. A eso se suma que las empresas deben cumplir varias obligaciones tributarias y financieras en enero del próximo año, por lo que el pago del aguinaldo complica su situación económica.

Suárez planteó hace un par de días un diferimiento del pago del aguinaldo, por ejemplo, en tres cuotas, con el consenso entre partes (empleador y trabajador) para evitar el deterioro de las pequeñas empresas y la desvinculación de trabajadores o el cese de actividades, medida ya asumida por varios empresarios.

Bono Contra el Hambre

Las industrias también solicitarán que el Bono Contra el Hambre, de pagarse, se destine en su totalidad para la compra de productos nacionales, como se hizo hace dos años con el 15 por ciento del segundo aguinaldo: a través de una billetera móvil.

“El 100 por ciento debía ser para compra de productos nacionales, eso reactivaría al sector industrial, como lo hizo la billetera móvil. Muchas empresas salieron de los números rojos con esta medida”, dijo Daza.

 

La Central Obrera expresa rechazo

El representante de la Central Obrera Departamental (COD), Vicente Cordoba, declaró que el pago del aguinaldo se debe cumplir como manda la ley, sin diferirlo ni pagarlo por partes, además de que es un beneficio irrenunciable e innegociable.

“No se trata de un segundo aguinaldo. El aguinaldo principal se debe respetar. Vamos a exigir que se cumpla la ley. El aguinaldo es una gratificación por el año de servicio”, dijo.

Explicó que, al no haber una solicitud formal de diferimiento del aguinaldo, los trabajadores se encuentran tranquilos y aseguran que seguirán así mientras no haya una.