cerrar

NOTICIAS NACIONALES

IBCE, trabajando por una Bolivia digna, productiva, exportadora y soberana



OEA financiará diseño final de City Gate en la zona Sur

  Publicado el: 14 de enero de 2020

La Organización de Estados Americanos (OEA) financiará el estudio a diseño final de la del nuevo “City Gate” o planta almacenadora de hidrocarburos, en la zona Sur de la ciudad de La Paz. Los recursos erogados serán bajo las características de a fondo perdido, es decir, que el Estado no devolverá los gastos erogados por el ente internacional.

El ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, informó que se gestiona con el alcalde de La Paz, Luis Revilla, la ubicación de la planta de almacenamiento, que cumplirá las mismas funciones que la planta ubicada en Senkata de la ciudad de El Alto, que en noviembre pasado los vecinos de esa zona impidieron la salida de hidrocarburos.

“Otra planta de almacenamiento va a estar donde el alcalde Revilla así lo disponga; hemos tomado un primer contacto, estamos prestos para un segundo contacto con el alcalde de La Paz, y los recursos se los va a financiar desde la OEA a fondo perdido”, puntualizó la autoridad.

Señaló que el objetivo es consolidar el estudio a diseño final, antes de que culmine su administración al mando del Ministerio de Hidrocarburos, como parte del periodo de transición rumbo a las elecciones generales de mayo próximo.

Por tratarse de recursos “a fondo perdido” de la OEA, el financiamiento de ese estudio no le costará al Estado boliviano ni un solo centavo, están a la espera de la conclusión del estudio del diseño de la nueva infraestructura para poder avanzar con las gestiones con las autoridades competentes.

SEGURIDAD

Por otra parte, ratificó que el sistema de seguridad perimetral para la planta de distribución de carburantes de Senkata, en El Alto, costará alrededor de 68 millones de bolivianos.

El nuevo sistema de seguridad para Senkata contará con un muro perimetral de hormigón armado de más de cuatro centímetros de grosor, 56 plataformas de vigilancia de cuatro metros de altura, otras 15 de seis metros y cinco casetas especiales en los lugares más críticos de almacenamiento de carburantes, indicó.

Esta decisión se asumió después de que la planta de gas fue cercada por un grupo de vecinos de Senkata, quienes evitaron la salida de las cisternas de combustible y los camiones distribuidores de gas que afectó a la circulación de los motorizados.