cerrar

NOTICIAS NACIONALES

IBCE, trabajando por una Bolivia digna, productiva, exportadora y soberana



Bolivia busca disminuir volumen de gas natural que exporta a Brasil

  Publicado el: 10 de diciembre de 2019

Por contrato, el país debe entregar hasta 31 millones de metros cúbicos de gas diarios (MMm3/d). Pero el Estado planteará una franja de entre 18 y 24 MMm3/d

A 21 días de que se cumpla el plazo del contrato de exportación de gas que Bolivia tiene con Brasil, el Ministerio de Hidrocarburos, del Gobierno de transición, planteará una adenda estableciendo nuevos parámetros para el envío del recurso. Actualmente, por contrato el país debe enviar entre 24 y 31 millones de metros cúbicos de gas diarios (MMm3/d). Empero la actual administración tiene previsto un nuevo parámetro de 18 y 24 (MMm3/d).

El ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, señaló que es necesario bajar la brecha que hay entre oferta y demanda, fijadas en el acuerdo comercial.

Explicó que los actuales volúmenes fijados en el contrato, “son unos números fabulosos”.

“Nosotros necesitamos reducir esto y ser realistas. Podemos cumplir hasta unos 24 MMm3/d y necesitamos generar estabilidad, para que un día no nos demanden”, señaló.

En ese sentido, un escenario entre 18 y 24 MMm3/d “puede ser un buen escenario. Vamos a trabajar eso a través del criterio técnico que está negociando”.

La autoridad incluso señaló que del lado brasileño “hay una buena intención para establecer esas brechas y que se tenga cierta normalidad en las demandas; en este caso, las nominaciones”.

En los primeros días del Gobierno de transición el Ministerio de Hidrocarburos, reveló que las reservas de gas llegaban a los 8,95 Trillones de Pies Cúbicos (TCF por sus siglas en inglés), cifra que no coincide con los 10,7 TCF que certificó la firma canadiense Sproule, por encargo de la anterior administración de la estatal YPFB.

Según Zamora, esta nueva cifra permitirá negociar un volumen real y evitar sanciones por incumplimientos. “Ya no negociaremos multas, o penalidades que es lo que ocurrió, porque se ofreció más de lo que se tenía. Cuando no hay honestidad y transparencia; no hay negocio, si no un desastre”, dijo.

Hay que ver plazos y precios

El expresidente de la Cámara de Hidrocarburos y Energía de Bolivia (CBHE), Carlos Delius, señaló que es importante acercarse a la realidad de la producción.

Sin embargo, explicó que es importante saber si el Gobierno negociará el cierre del contrato anterior o si se buscará establecer un acuerdo comercial.

“Ojalá les vaya bien, pero se tiene que separar las cosas. Uno es el cierre del contrato anterior: en cuánto tiempo entregamos lo volúmenes que tenemos pendiente; un año, dos o tres”, dijo.

Después, según Delius, es necesario saber ¿cuál es el plan en políticas de hidrocarburos?

En esa línea, el especialista Bernardo Prado, señaló que era necesario sincerar las cifras y pisar tierra en el tema del gas.

Para el experto, en las actuales condiciones es imposible abastecer de forma simultánea a los dos mercados de Argentina y Brasil, en caso de que exija los volúmenes máximos fijados en el contrato. Al igual que Delius, para Prado es necesario también sincerar los precios del recurso.

“Debemos dar señales de lo que realmente podemos entregar. Se manejaron mal las cosas, políticamente era bueno decir que exportamos 30 MMm3/d a Brasil, o 27 MMm3/d a Argentina. Todo estaba maquillado”, reveló.

Por otro lado, el especialista, dijo que es necesario saber qué avances tuvo el anterior Gobierno en las negociaciones de una adenda con Brasil. “Hay que ver lo avanzado”, explicó Prado.

Por último, el especialista dijo que Brasil ya no querrá negociar un precio por el gas que esté indexado al del petróleo.

Freddy Castrillo, secretario de Hidrocarburos y Energía de Tarija, uno de los principales productores de gas, explicó que es necesario que el Gobierno consiga una adenda de al menos un año para dar certeza, o si es posible por más. Pero observó el volumen menor planteado por el Gobierno. Para Castrillo, urge una nueva certificación de las reservas.