NOTICIAS NACIONALES

IBCE, trabajando por una Bolivia digna, productiva, exportadora y soberana



Lluvias dejan sin hogar a familias en la Capital

  Publicado el: 11 de febrero de 2019

Sucre enfrenta las lluvias más intensas de la temporada y día que pasa deja más afectados sobre todo en propiedades privadas. La Dirección de Riesgos de la Alcaldía hasta las 21:00 de ayer atendió 25 emergencias, para lo cual tuvo que desplazar a 30 brigadistas. Entre los casos más alarmantes está el derrumbe de dos casas contiguas y la inundación de una vivienda que obligó a evacuar a los ocupantes.

El Retén de Emergencias atendió inundaciones de viviendas, taponamientos de bocas de tormenta, caída de árboles, desplomes de muros perimetrales, colapsos de viviendas, desprendimientos de piedras y terrenos de talud en avenidas y sifonamientos, según detalló el secretario de Infraestructura Pública, Jaime Daza.

El sifonamiento se produjo en la calle Peredo en la zona del Parque Mariscal Sucre; por ahora el sector está precintado a la espera de una evaluación para su posterior intervención y rehabilitación.

Daza enfatizó que las medidas de prevención en infraestructuras públicas como la habilitación de drenajes pluviales y el retiro de sedimentos, escombros y rocas de calles, avenidas y escuelas están dando resultados.

“Donde tenemos problemas ahora es en las viviendas particulares”, señaló al recomendar a las familias a construir muros de contención de hormigón ciclópeo y armado para evitar derrumbes, además de ampliar la capacidad de tuberías de desagüe de modo que no se tenga inundaciones.

Este es el caso de una familia que quedó en la calle. Juana Rocha Mérida y su bebé de seis meses fueron las principales afectadas por el colapso de las casas contiguas ayer en Sucre. “Donde vivía el cuarto todito se ha ido para abajo, con todas mis cosas”, relató visiblemente afectada, la madre de tres hijos.

Hace diez días su esposo falleció aquejado por el cáncer y ahora quedó sola al cuidado de sus tres hijos de 19 y 14 años y el tercero de seis meses. No tiene casa propia y la que ocupaba por el barrio Alto Loyola sólo la cuidaba.

“Yo ahorita necesito todo de su colaboración y no tengo a nadie, debo al banco. Mi esposo tuvo que vender su lotecito para hacerse curar, pero todo hemos terminado y por eso con deuda más me ha dejado”, sostuvo.

Anoticiado, el alcalde Iván Arciénega instruyó a la Secretaría de Desarrollo Social atender a la familia damnificada que ahora está alojada en una casa de acogida dependiente de la Municipalidad y se estudia la posibilidad de darle trabajo.

Durante la jornada el gobernador Esteban Urquizu también visitó a la familia afectada y expresó su solidaridad.