NOTICIAS NACIONALES

IBCE, trabajando por una Bolivia digna, productiva, exportadora y soberana



La producción de gas en 2018 fue la más baja después de seis años

  Publicado el: 11 de enero de 2019

La producción de gas natural en la gestión 2018 alcanzó un promedio de 50,90 millones de metros cúbicos por día (MMm3d), el volumen más bajo en los últimos seis años. Especialistas señalan que la falta mercado es el principal motivo del decaimiento, aunque también identifican una declinación natural de los megacampos de producción.

Según datos de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) a los que accedió Los Tiempos, la producción entre las gestiones 2013 y 2017 osciló entre 54,84 MMm3d y 59,30 MMm3d —con un promedio de 57,07 MMm3d en ese periodo—, por lo que existe una reducción de aproximadamente 10 por ciento en 2018.

Especialistas en hidrocarburos como Bernardo Prado y Álvaro Ríos atribuyen la caída en la producción a la falta de alternativas de mercado para el gas boliviano y a las bajas nominaciones realizadas por Brasil y Argentina. Por su parte, el Gobierno nacional asegura que la capacidad de producción es de 60 MMm3d y que las cifras anteriormente reflejadas corresponden a la demanda de los mercados, tanto interno como externo.

Sin embargo, Prado indicó que la baja producción de gas en Bolivia también surge por la declinación natural de los campos, cuyas reservas se van consumiendo a medida que pasan los años. El campo San Alberto, ubicado en Tarija, es el mejor ejemplo, pues su producción que el año 2013 alcanzaba a 11 MMm3d y en 2018 se redujo a 4 MMm3d.

El analista señala que la implementación de plantas de industrialización del gas como la de urea y amoniaco y las plantas separadoras de líquidos tampoco representan una importante designación de gas. Dijo que el proyecto de propileno y polipropileno también contemplaría una demanda importante de gas, pero el proyecto quedó suspendido por decisión del Gobierno.

Los datos de YPFB dan cuenta que el promedio de exportación de gas a Brasil en la gestión 2018 fue de 21,63 MMm3d, por debajo del mínimo contractual que es de 24 MMm3d. Los envíos a Argentina están aún más reducidos; el año pasado tuvo un volumen promedio de 16,09 MMm3d, mientras que el contrato establece un mínimo de 20,09 MMm3d.

Sobre el tema, el pasado domingo, el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, explicó que los volúmenes enviados por Bolivia están en función a las nominaciones realizadas por Brasil y Argentina, países que, por la estacionalidad, generan electricidad a partir de hidroeléctricas, por lo que sus demandas de gas a Bolivia son reducidas.

En tanto, Francisco Ísmodes, ministro de Energía de Perú, que arribará a Santa Cruz, pretende concretar la compra del energético para las localidades de Moquegua y Puno.

ANÁLISIS

Álvaro Ríos. Especialista en hidrocarburos

La gestión 2018 se vio marcada por dos aspectos importantes, los precios de los hidrocarburos subieron notablemente, alcanzando el promedio más alto desde 2013, y el gran descenso en la producción nacional de gas natural, principalmente por los mercados de exportación.

Durante los primeros meses, la exportación de gas natural a Brasil y Argentina se mantuvo alrededor de 23 y 17 millones de metros cúbicos día (MMm3d) respectivamente, esto sumado al incremento en el precio internacional del barril de petróleo desde inicios del año, durante 2018 se tradujo en un incremento del 26 por ciento en las regalías por hidrocarburos para el departamento de Santa Cruz con respecto a lo percibido en la gestión 2017.

Sin embargo, en 2018 la exportación de gas natural a Brasil y Argentina cerró en 13,3 y 8,8 MMm3d, cifras que de continuar en 2019 se traducirán en menores ingresos para el país por concepto de hidrocarburos, y en definitiva una emergencia para todo el sector energético boliviano.