NOTICIAS NACIONALES

IBCE, trabajando por una Bolivia digna, productiva, exportadora y soberana



Maduro consolida la revolución bolivariana

  Publicado el: 11 de enero de 2019

 

Agencias / Especial Internacional Edición Impresa ​

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, asumió ayer el cargo de jefe de Estado tras juramentar ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) para un nuevo período de Gobierno hasta 2025 y comprometerse a cumplir “todos los postulados de la Constitución”. Juró en medio de ovaciones de sus partidarios y seguidores y ante la presencia de un grupo de representantes internacionales.

“Juro en nombre del pueblo de Venezuela, juro por el legado de nuestros antepasados (…) juro por el legado de nuestro amado comandante Hugo Chávez, juro por los niños y niñas de Venezuela, juro que no daré descanso a mi brazo ni reposo a mi alma, lucharé en defensa de la Constitución, la soberanía y la felicidad. Lo juro por el pueblo, por nuestros antepasados, por el legado de Bolívar, del Ejército Libertador, por Chávez, por Dios y por mi vida. ¡Cumpliré!”, afirmó Maduro ante el magistrado Maikel Moreno antes de recibir la banda presidencial. 

El mandatario se comprometió a cumplir “todos los postulados de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela para defender la independencia absoluta de la patria y construir el socialismo del siglo XXI”.

El Jefe de Estado ratificó que está listo para enfrentar las pretensiones del Gobierno de Estados Unidos y sus aliados de convertir el acto de toma de protesta en una guerra mediática.

Enfatizó en que la banda presidencial que porta es la misma del líder de la Revolución bolivariana, Hugo Chávez Frías, como muestra de la continuidad de los principios de independencia.

Agradeció la presencia de las 94 delegaciones que asistieron a la toma de posesión.

La juramentación se realizó ante el TSJ en cumplimiento del artículo 231 de la Constitución,  que establece que “el candidato elegido tomará posesión del cargo de Presidente o Presidenta de la República el diez de enero del primer año de su período constitucional, mediante juramento ante la Asamblea Nacional. Si por cualquier motivo sobrevenido el Presidente o Presidenta de la República no pudiese tomar posesión ante la Asamblea Nacional, lo hará ante el Tribunal Supremo de Justicia”.

Para su nuevo ejercicio presidencial, Maduro fue elegido con el 67,84% de los votos, en los comicios realizados el 20 de mayo de 2018.

“Gracias por tanta lealtad, disciplina y entrega”, dijo Maduro a los miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), reunidos en el Fuerte Tiuna de la capital venezolana, donde realizaron una parada militar para rendir honores a Maduro.

Informó que durante su próxima comparecencia ante la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) anunciará nuevas medidas financieras para fortalecer el Programa de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica.

Precisó que las acciones harán frente a las sanciones impuestas por el Gobierno de Estados Unidos y sus aliados, que pretenden asfixiar al país suramericano.

Recalcó que con la aplicación del plan gubernamental se establece un equilibrio fiscal y tributario, la estabilización de los precios de los productos, la defensa del salario de la clase trabajadora y el fortalecimiento del petro, como criptomoneda venezolana.

Destacó que el Plan de la Patria, programa de Gobierno para el nuevo período de mandato, se centra en tres líneas fundamentales: la consolidación de la paz, la independencia y unidad nacional; la recuperación económica, y la lucha contra la indolencia, el burocratismo, la corrupción y lo mal hecho.

Recordó la campaña mediática que se ha tejido contra Venezuela y manifestó: “Veinte años tenemos por lo menos siendo sometidos a una campaña de manipulación. Nosotros en Venezuela nos defendemos de la manipulación, la mentira mediática, política, las emboscadas (...) Venezuela es un país profundamente democrático, podríamos decir que se refundó la democracia en el país hace 20 años con la Constitución y la Constituyente.

Subrayó que en esa nación suramericana hay una democracia sólida, profunda, popular y revolucionaria de la clase obrera, de los humildes, de los trabajadores, del pueblo, “no una democracia de élite ni de magnates”.

“Venezuela es una democracia no sólo sólida en lo electoral, es una democracia en construcción para una visión socialista, comunal y revolucionaria (...) Tiene un pueblo que participa permanentemente en los procesos sociales, económicos y políticos de sus comunidades”, agregó.
Hizo un llamado de la Revolución bolivariana a los pueblos del mundo a retomar las banderas en defensa de la libertad e independencia frente a las pretensiones de los poderes hegemónicos de imponer la ideología imperialista.

Resaltó la importancia de continuar fortaleciendo los bloques de integración, como la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), la Alianza Bolivariana para los pueblos de Nuestra América (ALBA) y Petrocaribe, “que están seriamente amenazados porque se quiere imponer nuevamente la ideología intolerante, imperialista, intervencionista que caracterizó al siglo XX de América Latina y del Caribe”.

Entre las primeras reacciones a la toma de posesión de Maduro está la de Paraguay, que anunció su decisión de romper relaciones con Venezuela, informó el jefe de Estado Mario Abdo Benítez. 

La Organización de los Estados Americanos (OEA) celebró una sesión extraordinaria sobre la situación de Venezuela, en la que se declaró “ilegítimo” el gobierno de Maduro. La sesión del Consejo Permanente fue solicitada por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Estados Unidos, Guatemala, Paraguay y Perú.

Organizaciones sociales del mundo apoyan al nuevo mandatario

Gobiernos y movimientos sociales del mundo ratificaron su apoyo al jefe de Estado de Venezuela, Nicolás Maduro, quien prestó juramento para un nuevo período presidencial, y rechazaron las acciones injerencistas promovidas por Estados Unidos y sus aliados.

“He venido a acompañar al hermano presidente Nicolás Maduro porque compartimos la misión histórica de defender a nuestros pueblos y los procesos revolucionarios, como lo hicieron Bolívar y Sucre”, declaró el presidente boliviano, Evo Morales.

El Jefe de Estado añadió: “Venezuela no está sola porque ahora hay presidentes, gobiernos y movimientos sociales que acompañan la revolución”.

“Hemos llegado a Venezuela a traer personalmente la solidaridad con el presidente Nicolás Maduro Moros, democráticamente elegido por su pueblo”, expresó el mandatario de Cuba, Miguel Díaz-Canel.

En los comicios del 20 de mayo, el gobernante venezolano obtuvo un rotundo triunfo: alcanzó el 67,84% de los votos.

En un mensaje publicado en su cuenta @DiazCanelB de Twitter, el Presidente cubano llamó a no subestimar el gran despliegue de recursos de los adversarios históricos para impedir que fuerzas progresistas y populares se mantengan en el Gobierno. Delegaciones de 94 países y de organismos internacionales, como la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, la Unión Africana, la Liga Árabe y la Organización de Países Exportadores de Petróleo, estuvieron presentes en la toma de posesión de Maduro en la sede del TSJ.

Entre los mandatarios que asistieron a la ceremonia figuran, además de los de Bolivia y Cuba, el de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén; de Nicaragua, Daniel Ortega; de Osetia del Sur, Anatoli Bibílov; así como el primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves.

El acto de toma de posesión tuvo lugar en un momento complejo en que Estados Unidos y sus aliados del Grupo de Lima intentan desconocer la voluntad popular e incrementan las presiones, la guerra económica, el bloqueo y campañas mediáticas contra Venezuela.

Ante esta situación, numerosas organizaciones sociales del mundo cerraron filas para defender el proyecto de la Revolución bolivariana.

Organizaciones sociales de Chile, Cuba, Uruguay, México, República Dominicana, Argentina y otros países expresaron su apoyo a Venezuela y a su presidente democráticamente electo.