NOTICIAS NACIONALES

IBCE, trabajando por una Bolivia digna, productiva, exportadora y soberana



ENDE: 9 subsidiarias nacionalizadas operan como sociedades anónimas

  Publicado el: 08 de noviembre de 2018

Ocho empresas nacionalizadas y una estatizada (Elfec) a favor del Estado por medio de Ende Corporación operan actualmente como sociedades anónimas, algo que contradice el concepto de nacionalización que impulsa el Gobierno de Evo Morales.

Según el economista Alberto Bonadoma, el Gobierno ha informado solamente una parte del proceso de nacionalización de las empresas del sector eléctrico, obviando que la mayoría de las empresas filiales o subsidiarias de ENDE Corporación continúan siendo sociedades anónimas, situación que permite ejercer procesos poco transparentes.

Según la descripción disponible en los sitios web de las filiales de ENDE Corporación, que fueron nacionalizadas, se puede constatar que ENDE Corani, ENDE Valle Hermoso, ENDE Huaracahi, ENDE Transmisión, Delapaz, Deoruro, Elfec, ENDE Tecnologías y ENDE Servicios y Construcciones operan como sociedades anónimas.

La Empresa Río Eléctrico, filial de ENDE Corporación, no forma parte de las nacionalizadas, pero es una sociedad anónima, mientras que ENDE Andina y ENDE Delbeni figuran como sociedades anónimas mixtas.

El Decreto Supremo 1691, del 14 de agosto de 2013, establece que “ENDE Corporación está constituida por ENDE matriz y sus empresas filiales y subsidiarias sobre las cuales ENDE matriz ejerce control y dirección en forma directa o indirecta, debiendo ENDE matriz garantizar que estas empresas persigan el logro de los objetivos y metas definidos para la corporación”.

Bonadona considera que el Gobierno prefirió ocultar información a la población boliviana, que tiene la propiedad de dichas empresas, respecto al tipo de empresas que actualmente forman parte de ENDE Corporación, algo que califica como anómalo.

“Eso en economía se llama selección adversa, es decir, se selecciona aquello que conviene informar y aquello que no, no se lo dice. Esto para evitar precisamente el rendir cuentas a la población, porque una empresa como una sociedad anónima no tiene las mismas obligaciones de una empresa pública”, señaló el especialista.

El economista Luis Fernando García, por su parte, considera que el Gobierno solamente compró el porcentaje de acciones que le permita quedar como mayoritario y, de ese modo, ejercer el control de cada empresa, aunque aclara que esto no se trata propiamente de una nacionalización, un término que, según él, el Gobierno utiliza motivado por un carácter político.

“No es un proceso de nacionalización, sino es un proceso de adecuación en la cantidad patrimonial que tiene mayoría el Estado, porque el Estado tiene en patrimonio lo que se llama capital, reservas, resultados y capital accionario”, explicó García.

Asimismo, Bonadona hizo notar que se han dado fuertes casos de corrupción en empresas públicas y que existe una mayor probabilidad de hechos ilícitos en empresas constituidas como sociedades anónimas que no tienen la misma obligatoriedad de transparentar sus actividades.

El analista mencionó también que estas empresas no fueron incorporadas dentro de la Ley 1178 de Administración y Control Gubernamentales.

“No se las ha incorporado con la excusa de que de esta manera son más ágiles en su operación. Entonces esto quiere decir que pueden ser más ágiles en su operación para bien o pueden ser más ágiles en su operación para beneficiar a alguien”, agregó Bonadona.

 

DATOS

Subsidiarias de YPFB operan de forma similar. A la fecha, ocho de las nueve empresas nacionalizadas en favor del Estado, a través de YPFB Corporación, continúan como sociedades anónimas en condición de subsidiarias, según una revisión realizada por Los Tiempos.

Monasterio solicitará informes a YPFB. El diputado opositor Tomás Monasterio (Movimiento Demócrata Social) anunció ayer la petición de informes a ocho subsidiarias de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) para conocer la situación legal.

 

BARRIGA DICE QUE EL PROCESO CONTINÚA

El presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Óscar Barriga, informó ayer en entrevista con Erbol que algunas de las empresas subsidiarias de YPFB, como Transporte, están en fase de transición para convertirse en empresas públicas.

Barriga hizo saber que, en el caso de YPFB-Transporte, esta empresa funciona bajo la normativa del Código de Comercio y no como entidad pública. Al igual que otras, se encuentra en la fase de transición.