NOTICIAS NACIONALES

IBCE, trabajando por una Bolivia digna, productiva, exportadora y soberana



Señalan que avión fue quitado al contrabando

  Publicado el: 09 de julio de 2018

El ministro de la Presidencia, Alfredo Rada, afirmó ayer sábado que no hay nada irregular en la adjudicación de un jet decomisado al contrabando por la Aduana y entregado a su despacho, como insinúa el diario Página 7 al entrecomillar la palabra ‘adjudica’ y reveló que esa aeronave fue transferida posteriormente a la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC). Informó que esa aeronave decomisada al contrabando fue posteriormente transferida a la Dirección General de Aeronáutica Civil, porque su despacho no tiene las condiciones, ni el personal, menos la infraestructura para hacerse cargo de ese avión.

Mostró un acta de entrega a la DGAC fechada el 1 de julio para que esa institución, cumpla con sus actividades precisas y le dé uso adecuado a esa aeronave. “No hay nada que pueda ser calificado como ilegal, la normativa permite que la Aduana adjudique al Ministerio de la Presidencia artículos incautados y, a su vez, el Ministerio adjudique a otra entidad pública”, refrendó.

Explicó que la Aduana decomisó esa aeronave y posteriormente resolvió adjudicarla al Ministerio de la Presidencia en apego a la Ley 975, que tiene como antecedente la Ley 615.

“La Aduana decomisa los bienes o mercaderías de contrabando y posteriormente adjudica con resoluciones administrativas, no hay por qué ponerle comillas al término adjudicación, no hay por qué poner comillas, no hay nada irregular”, insistió al mostrar la resolución y las leyes que la respaldan.

En una conferencia de prensa dictada en Palacio de Gobierno, Rada afirmó que el titular de Página 7 sobre esa información usa comillas en la palabra ‘adjudica’ con una clara intención de dejar duda sobre ese hecho amparado por las leyes y recordó que el uso de comillas en el periodismo generalmente sirve para parafrasear, para subrayar una declaración textual, para destacar una cita o para remarcar una palabra inapropiada, que en ese titular no se ajusta a ninguna de esas posibilidades.