NOTICIAS NACIONALES

IBCE, trabajando por una Bolivia digna, productiva, exportadora y soberana



Percy a Leyes: “Te gustó la plata, metiste la pata, andate, hermano”

  Publicado el: 25 de abril de 2018

Víctor H. Chambi Ocaña / CAMBIO

El alcalde de Santa Cruz de la Sierra, Percy Fernández, cuestionó ayer la actitud de su colega de Cochabamba, José María Leyes, y le pidió que deje la municipalidad del valle.

“La peló el señor Leyes, buena gente hasta ese instante en que quiso clavar las uñas, qué error del hombre, la c…”, dijo el burgomaestre cruceño, al cuestionar la actitud de Leyes.

“Buena gente, pero la pelaste, hermano, andate, no queda explicaciones ni disculpas, te gustó la plata, metiste la pata, andate, hermano”, insistió la autoridad cruceña.

Se mostró claro al indicar que: “No vamos a hacer manifestaciones, por más que lo estimemos mucho, porque es insalvable la cosa”.

Leyes cumple detención domiciliaria que dictaminó el juez cautelar, mientras que sus abogados defensores anticiparon la presentación de recursos legales que le permitan retornar a la municipalidad para continuar con sus funciones, además de solicitar que sea otro juez quien revise los alegatos.

De forma separada, el viceministro de Transparencia Institucional, Diego Jiménez, y el fiscal general del Estado, Ramiro Guerrero, anticiparon que apelarán la decisión judicial y pedirán, basados en los propios argumentos esgrimidos por el juez, que se consolide la detención preventiva del burgomaestre.

Conflicto por suplencia

Dos de las medidas sustitutivas a la detención que dictaminó el juez son las prohibiciones para acercarse a la Alcaldía y tomar contacto con los funcionarios, por lo que no puede ejercer sus funciones a cabalidad.

El viceministro de Autonomías, Hugo Siles, indicó que “el Concejo Municipal de Cercado tiene que hacer uso de la Ley 482 de Gobiernos Autónomos Municipales y elegir un alcalde sustituto” mientras dure la medida de detención domiciliaria.

Caso contrario, sostuvo la autoridad gubernamental, los concejales se arriesgan a un proceso por incumplimiento de deberes.

 
Para los demócratas, Cochabamba tiene un alcalde y se llama José María Leyes. El diputado Tomás Monasterios argumentó que la Constitución y los tratados internacionales señalan que la pérdida de los derechos políticos se da cuando existe una sentencia ejecutoriada y no así por una acusación.

Mientras tanto, el Concejo Municipal no sesionó por la licencia que presentaron tres concejales de la bancada oficialista. Carlos Coca, Rosmery Llusco y Beatriz Terán solicitaron permiso y no hubo quórum.

La bancada del Movimiento al Socialismo solicitará que el viernes —la próxima sesión— se elija a un alcalde temporal suplente, que recaerá en los demócratas.

El reglamento del legislativo edil indica que las sesiones plenarias deben realizarse los martes y viernes, además que obligatoriamente debe existir una a la semana, caso contrario corren los descuentos salariales.

Proveedor no tuvo problemas para disolver contrato

La empresa MSPC SRL, que forma parte de la Asociación Accidental 26 de Febrero, proveedora de más de 90.000 mochilas chinas a la Alcaldía de Cochabamba, aceptó que se disuelva el contrato y no puso reparos en firmar dicho documento, dijo Humberto Trigo, abogado defensor del alcalde de Cochabamba, José María  Leyes.

“La empresa pasó una carta y no tiene ningún inconveniente con la resolución del  contrato”, precisó el jurista en una entrevista con la televisora privada Red Uno.

René Juan de Dios Morales Espinoza, dueño  de la proveedora, no puso ningún reparo en disolver el acuerdo económico que tenía con la municipalidad de  Cercado y, por el contrario, ahora buscará una “conciliación de cuentas”, ya que se entregó una gran parte del lote de mochilas adquiridas en China.

Trigo argumentó que los delitos por los cuales Leyes fue llevado ante un juez “son de resultado”, ya que para que exista la acción delictiva debe consumarse el daño económico, extremo que no se registra por la disolución del contrato. Para los fiscales existen delitos porque hubo dolo, y la anulación del contrato no extingue el mismo.