NOTICIAS NACIONALES

IBCE, trabajando por una Bolivia digna, productiva, exportadora y soberana



Destacan la selección de firma alemana y piden acelerar plan

  Publicado el: 25 de abril de 2018

La selección del consorcio ACI Systems GmbH para que en forma conjunta con Bolivia se impulse el proceso de industrialización del litio, es destacada  por dos expertos del área, quienes, además, sugirieron apresurar el proyecto y negociar con los consumidores finales del producto.

“Como estamos retrasados, era importante que se seleccione al socio que en este caso será una empresa alemana. Destacamos porque en estos países europeos  tienen tecnología y son serios. Lo que se tiene que hacer ahora es acelerar y entrar al mercado antes de 2020, cuando empecemos a producir el mercado estará saturado de carbonato de litio”, afirmó el exministro de Minería, Dionisio Garzón.

Asimismo, sugirió que si bien ya se perdieron 10 años, lo mejor que se puede hacer en este momento son asociaciones estratégicas con los consumidores finales, con quienes deberíamos estar negociando como las empresas Tesla, Nissan, entre otras fabricantes de automóviles que impulsan sus megafactorías de batería.

Observó que la empresa estatal del litio ni siquiera hizo el intento de comunicarse con los fabricantes europeos o asiáticos. “Puede ser que la alemana   consiga el mercado, como dice el Gobierno, pero el problema es competir porque no seremos los únicos, ni fijaremos el precio, el litio se negocia entre el que produce y el que compra, enfatizó Garzón.

 Para el expresidente de la Comibol, Héctor Córdova, la selección del consorcio ACI Systems GmbH es interesante y tranquiliza que el acuerdo incluya el mercado para la producción.  “Una de las grandes preocupaciones de la gente es si no estamos tarde para el mercado. La declaración de Yacimientos del Litio Boliviano nos tranquiliza, porque el acuerdo incluye el mercado. Ahora lo que debe preocuparnos es qué se harán con las utilidades, necesitamos un plan que nos permita salir de la pobreza”, opinó Córdova.

El viceministro de Altas Tecnologías Energéticas, Luis Alberto Echazú, precisó que para seleccionar a la compañía esta debía cumplir una serie de requisitos.

Entre estos, que  utilice la salmuera residual; aceptar la participación mayoritaria del Estado boliviano en la sociedad; presentar experiencia y tecnología de punta y asegurar mercados.

A la convocatoria se  presentaron 15 empresas, algunas no cumplieron los requisitos y otras  rechazaron la sociedad con el Estado y quedaron ocho firmas (cinco chinas, una rusa, otra canadiense y la última alemana).

“Luego de una calificación ardua y compleja de 19 ítems, fueron seleccionadas dos: la alemana y la rusa, esas empresas tuvieron que competir en el detalle y la mayor calificación la obtuvo la ACI Systems, principalmente en la ventaja de materiales catódicos y las baterías de litio”, detalló.

Agregó que la firma incluso tiene una  serie de empresas aliadas tanto en diseño como en fabricación de equipos y baterías.

Sin embargo, admitió que el inicio de  trabajo conjunto aún tomará su tiempo, debido a que primero se tiene que conformar la Corporación del Litio Boliviano para que luego organice sus empresas mixtas, en la que se  incluye a ACI Systems.
 
El siguiente paso  es organizar su  estructura, el plan de negocios y luego buscar el financiamiento. 

Según Echazú, la empresa  alemana ofreció buscar  los bancos que puedan dar el crédito y  encarar el diseño final del proyecto, el  mismo que les demandará unos meses de trabajo.

La  sociedad

Participación La futura sociedad entre el Estado boliviano y el consorcio alemán ACI Systems, elegida para industrializar el litio boliviano, permitirá invertir preliminarmente 1.328 millones  de dólares en la construcción de cuatro plantas de litio a escala industrial.
 Infraestructura Según el Gobierno se impulsarán cuatro plantas: una de hidróxido de litio, otra de materiales catódicos, una tercera de baterías de litio y la última de hidróxido de magnesio, que estarán listas en aproximadamente tres años, a partir del inicio de obras de la primera factoría.
 Ingresos La producción de las cuatro plantas permitirá al país generar utilidades brutas por al menos 1.100 millones de dólares anuales.