NOTICIAS NACIONALES

IBCE, trabajando por una Bolivia digna, productiva, exportadora y soberana



El Gobierno pretende acordar ajuste salarial antes del 1 de mayo

  Publicado el: 16 de abril de 2018

El Gobierno pretende aprobar el incremento salarial para este año, hasta el 1 de mayo, en conmemoración del Día del Trabajador, fecha hasta la cual confían llegar a un acuerdo sobre el tema con los trabajadores, manifestó ayer el ministro de Trabajo, Héctor Hinojosa.

La autoridad gubernamental, en entrevista con los medios estatales, además anticipó que para determinar el porcentaje del ajuste se tomarán en cuenta dos parámetros fundamentalmente, el índice de inflación anual y el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB).

La Central Obrera Boliviana (COB) demanda un aumento de 10 por ciento al salario básico y 15 por ciento al salario mínimo nacional, que actualmente se cifra en 2 mil bolivianos.

Ambos porcentajes fueron objetados por los empresarios privados —quienes fueron excluidos de las negociaciones— porque consideran que son insostenibles y colocarían a las empresas en una situación muy delicada con impacto en los empleos y la economía del país.

“El Gobierno nacional velará el garantizar la estabilidad económica del país y seguir creciendo aún más”, sustentó Hinojosa, sin mencionar porcentajes ni cifras.

Recordó que, hace 15 años, el salario mínimo nacional era de 440 bolivianos, contra los más de 2 mil bolivianos de la actualidad, que fue creciendo gradualmente.

“Es cierto que hemos mejorado nuestra economía, pero todavía existen desafíos grandes como reducir mucho más la pobreza, generar mayores empleos y debemos trabajar de manera conjunta con nuestras organizaciones sociales y este diálogo con la COB servirá para avanzar en este proceso”, subrayó.

Sobre el PIB, dijo que éste representó un crecimiento sostenido y alcanzó, en lo que va de este año, los 37 mil millones, cifra que será tomada en cuenta en las discusiones sobre el tema salarial.

Según datos del Gobierno, en 2017 fue de 35 mil millones y la inflación cerró en 2,71 por ciento. Sobre esa base, el año pasado se definió un incremento salarial de 7 por ciento al haber básico y de 10,8 por ciento al salario mínimo nacional, para compensar la pérdida adquisitiva del salario.

“Al momento de fijar el salario, cuidamos la estabilidad económica porque beneficia a todos, incluido al sector privado”, sostuvo Hinojosa en otras declaraciones el 13 de abril pasado.

En la oportunidad, el Ministro también destacó la estabilidad económica y los beneficios que esto implica al sector privado en sus ganancias. “Creemos que no sólo debe ser compensación a la inflación, debe haber un incremento real al salario”, precisó.

Mesas de trabajo

Hinojosa confirmó para hoy a las 10:00 en dependencias del Ministerio de Educación, en La Paz, la reinstalación de las cuatro mesas de diálogo con la COB para tratar los más de 80 puntos del pliego petitorio planteado por la máxima organización de los trabajadores del país, entre los que está incluida la demanda salarial.

El Ministro aseguró que existen coincidencias con las demandas contenidas en el pliego. “Existe coincidencia, por ejemplo, ellos plantean mayor industrialización y nosotros estamos de acuerdo; plantean la necesidad de industrializar los recursos económicos y también estamos de acuerdo y tenemos planes para ello, tenemos que ponernos de acuerdo en el modo cómo realizarlo”, explicó en el programa “El Pueblo es Noticia”.

Recordó que se conformaran comisiones para debatir los temas económico, social, normas legales y productivo; además de una especial para asuntos gremiales.

 

ESPERAN EQUILIBRIO Y RESPONSABILIDAD

“Hemos presentado propuestas concretas, no sólo en materia salarial, sino de empleo y productividad, y esperamos que para tomar la decisión, el Gobierno actúe con racionalidad y coherencia”, reiteró en entrevista con Los Tiempos el presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Ronald Nostas, en referencia al próximo ajuste salarial.

Además, señaló que en la reunión que sostuvieron con las autoridades de Gobierno explicaron ampliamente “los efectos perjudiciales que están teniendo los incrementos salariales desmedidos, sobe el empleo, la productividad y el crecimiento”.