NOTICIAS NACIONALES

IBCE, trabajando por una Bolivia digna, productiva, exportadora y soberana



Piden a Lula entregarse y líderes se solidarizan

  Publicado el: 06 de abril de 2018

Sin esperar a agotar los plazos legales, el juez Sérgio Moro, el acusador de Luiz Inácio Lula da Silva en los últimos tres años, ha dictado el inmediato ingreso en prisión del expresidente de Brasil. No habían pasado ni 24 horas desde que el Supremo Tribunal Federal (STF) decidiese, en la madrugada del jueves, denegar el último recurso de Lula, condenado a 12 años por corrupción, cuando Moro dictó un auto fulminante para decretar su encarcelamiento. El juez concede a Lula, “por la dignidad del cargo que ocupó”, la oportunidad de entregarse él mismo a la justicia antes de las cinco de la tarde de este viernes.

La decisión de Moro sorprendió a Lula reunido en la sede del instituto que lleva su nombre, en São Paulo. Poco después de conocer la noticia, abandonó el edificio y se dirigió a la sede del Sindicato de Metalúrgicos de la ciudad de São Bernardo do Campo, la organización donde forjó su carrera política. El líder del Partido de los Trabajadores (PT)  podrá entregarse de forma voluntaria antes de las cinco de la tarde al juzgado de Moro, en la ciudad de Curitiba. Pero ni sus abogados ni los dirigentes del partido han concretado si lo hará o esperará a que la policía acuda a detenerlo. Quedará provisionalmente detenido en la sede de la Superintencia de la Policía Federal, en una especie de sala reservada, “separado del resto de los presos”, resalta en su auto el juez, quien también advierte que “queda absolutamente vedado el uso de esposas”.

Líderes apoyan a Lula

El presidente Evo Morales repudió ayer la decisión de la justicia de Brasil, que ayer, jueves, ordenó la inmediata aprehensión del exmandatario y precandidato presidencial de ese vecino país, Luiz Inácio Lula da Silva, y dijo que esa acción es un golpe a la democracia.

“Repudiamos decisión indignante de la justicia de Brasil, amenazada por oligarquías corruptas, negó el derecho constitucional del Hno. Lula da Silva a defenderse en libertad. Esa sentencia ilegítima es un golpe institucional contra la democracia del pueblo de Brasil #LulaValeALuta”, escribió el mandatario boliviano en su cuenta Twitter.

Por su parte, Cristina Kirtchner escribió en su cuenta: ‘hoy en Brasil algo ha quedado definitivamente claro. Lula va a ganar las próximas elecciones presidenciales y las elites del poder, a las que nunca les interesó ni la justicia ni la democracia, utilizan el aparato judicial para su proscripción. Todo nuestro afecto para con él.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha expresado su desacuerdo con la decisión del Tribunal Supremo Federal de Brasil de rechazar el recurso contra su encarcelamiento del exmandatario brasileño Luiz Inácio Lula de Silva.

“Duele el alma esta injusticia”, ha lamentado Maduro en un tuit de apoyo: “No solo Brasil, el mundo entero te abraza”.

El exmandatario de Chile Ricardo Lagos afirmó ayer que el fallo “es una mala noticia para la democracia” de ese país y de América Latina.

“Mi abrazo solidario al compañero y hermano Lula da Silva. Todos sabemos que su “crimen” es haber sacado a 38 millones de brasileños de la pobreza, sin someterse a las élites brasileñas. Todo es cuestión de tiempo. El poder popular volverá con la fuerza de un huracán. ¡Resiste!”, escribió en su cuenta el expresidente de Ecuador, Rafael Correa.

No es Lula el problema de fondo, el problema es Brasil. El peligro y el futuro de Brasil. Porque este paquete hay que verlo globalmente. Sacaron a Dilma (Rousseff) como chicharra de un ala. Hay un discurso reaccionario. Un comandante en jefe sale a decir poco menos que cuidado que tiene el garrote”, dijo el expresidente del Uruguay, José Mujica, al ser consultado por la prensa, según consignó radio Montecarlo.

“Todo lo que están haciendo es para que yo no sea candidato”, proclamó Lula el jueves en la noche, luego de conocer la sentencia judicial. “Y ahora quiero ser candidato. Y donde quiero dar la batalla es en la conciencia de los brasileños. Si presentasen algún delito que yo haya cometido, desisto de la candidatura. Quiero desafiar a los tres jueces que me condenaron a que presenten algún delito que yo haya cometido”.

Simpatizantes de Lula da Silva se manifiestan a las puertas del sindicato de los metalúrgicos en São Bernardo do Campo (Brasil).