NOTICIAS NACIONALES

IBCE, trabajando por una Bolivia digna, productiva, exportadora y soberana



Como en el 2003: Mesa deja a su suerte a las víctimas de octubre

  Publicado el: 13 de marzo de 2018

Después de 15 años, nuevamente las víctimas y familiares de la denominada ‘masacre de octubre negro’, quedan liberadas a su suerte. Carlos Mesa Gisbert, como en octubre del 2003, que se apartó del Gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada sin dejar el cargo de vicepresidente, rehuyó a su responsabilidad moral e histórica de atestiguar en el juicio civil contra el expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada.

La Asociación y familiares de las víctimas de octubre y la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) de El Alto, denunciaron que Carlos Mesa renunció a presentarse como testigo de los luctuosos hechos de octubre del 2003, incumpliendo además la promesa de “ justicia” que hizo a los familiares de víctimas.

El dirigente de la Asociación de Víctimas y Heridos de Octubre 2003, Patricio Quispe, informó que en más de 10 oportunidades solicitaron a Mesa notas, mediante oficio entregado a su abogado, Carlos Alarcón, para que garantice su participación en ese proceso, pero “nunca respondió” a dicha solicitud y que por el contrario “se excusó” a través de un memorial que envió a la Corte Federal.

“Nosotros nos sentimos traicionados, decepcionados por la falta de cooperación de Carlos Mesa (...) Él debería ser nuestro testigo por ser exmandatario, por ser un testigo clave e importante por el cargo que ocupaba en ese momento”, señaló por su parte, el secretario ejecutivo de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) de El Alto, Sandro Ramírez, al destacar que Mesa tiene miedo a enfrentar a Goni “alguna razón política o económica debe tener para no declarar”, puntualizó.

En octubre de 2003, fallecieron al menos 67 personas y 500 heridos después de una cruenta represión contra las diversas movilizaciones populares bolivianas que se oponían a la exportación de gas a Estados Unidos por puertos de Chile.

Por estos sucesos, Gonzalo Sánchez de Lozada y su exministro de Defensa, Carlos Sánchez Berzaín están siendo procesados en un juicio civil por derechos humanos.