NOTICIAS NACIONALES

IBCE, trabajando por una Bolivia digna, productiva, exportadora y soberana



Comité convoca un paro cívico sin fecha y movilizaciones contra fallo del Tribunal Constitucional Plurinacional

  Publicado el: 07 de diciembre de 2017

El Comité intentó apaciguar los ánimos de las mujeres que reclamaban medidas contra la sentencia que ignora el voto del 21-F en favor de la reelección de Evo Morales. Pero un grupo de ellas los llamó ‘muertos’ y siguió la protesta

Sin determinar una fecha específica, la Asamblea de la Cruceñidad determinó anoche convocar un paro cívico nacional, iniciar una vigilia permanente y llamar para el viernes 15 de diciembre a una marcha de protesta contra el fallo del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) que da luz verde al presidente Evo Morales y al vicepresidente Álvaro García Linera para que busquen un cuarto mandato en 2019 y desconoce los resultados del referéndum de 21 de febrero de 2016, cuando la ciudadanía rechazó la propuesta de ‘re-reelección’ de los mandatarios.

Te puede interesar: Mira las resoluciones de la Asamblea de la Cruceñidad

Por más de tres horas se escucharon las exposiciones de las propuestas que dieron más de 22 grupos afiliados al Comité y tras las fundamentaciones para llamar a un paro de actividades, el directorio cívico dio lectura a una resolución de siete puntos en los que exigen a los mandatarios del Estado respetar la voluntad popular, cumplir con su mandato constitucional tal como lo establece el artículo 168 de la Carta Magna.

También declaran traidores a los magistrados que aprobaron la resolución y respaldan la determinación del directorio ampliado del Comité de presentar una demanda internacional ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos contra la resolución 0084/2017 del TCP.

Afuera, en medio de los discursos, una marcha de la agrupación de mujeres echó flores blancas desde la reja del Comité, que fue cerrada cuando llegó la movilización. En un acto simbólico, las activistas pusieron una cruz blanca y dijeron que era “el velorio del Comité”.

En la Asamblea

Con esas determinaciones, la cúpula cívica trató de apaciguar a sus críticos y a los activistas de las plataformas ciudadanas que salieron a las calles a protestar por el silencio de los dirigentes cruceños, a más de una semana del fallo del TCP que ignoró al 21-F.
Para leer: Mujeres dejan una cruz y rosas blancas en el Comité

En una asamblea con notoria presencia de políticos demócratas, anoche no se escucharon muchos discursos encendidos, salvo los reclamos que hicieron los delegados de ciertas plataformas que ingresaron, como SOS Bolivia; Todos por ser presidente, las Kuña Mbarete y los de la Unión Juvenil Cruceñista, que pedían que se prohíba que se vuelvan a presentar a la reelección todas las autoridades electas por dos periodos consecutivos. También  exigían a sectores empresariales y a las autoridades de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno que definan una posición clara sobre el fallo que desconoce el voto del 21-F.

“No se puede defender la democracia cuando se están negociando intereses personales o corporativos”, dijo Eduardo Gutiérrez, de SOS Bolivia y tras esa intervención llegó la respuesta del empresariado exportador, que a través de Wilfredo Rojo respaldó todas las determinaciones que asuma el ente cívico en procura de revertir la pretensión del masismo de reelegir a Evo y Álvaro para nuevos mandatos.

Las reacciones

El expresidente cívico Rubén Costas, hoy gobernador, no estuvo anoche. En su representación los secretarios y asambleístas del Ejecutivo y Legislativo departamental llegaron  a la asamblea.
Tras la lectura de las determinaciones, el secretario general de la Gobernación y el de Gobierno, Roly Aguilera y Vladimir Peña, destacaron la libertad de expresión y diversidad de todos los actores en la buena convocatoria de la Asamblea para lograr las determinaciones a trabajar  y anunciaron que una vez que se defina la fecha para el paro cívico nacional, la Gobernación acatará el mandato que dio la institucionalidad cruceña.

Con banda fúnebre

Con irreverencia e indignación, plataformas femeninas partieron desde el Cristo Redentor hasta las puertas del Comité pro Santa Cruz cuando se iniciaba la Asamblea de la Cruceñidad. Cuando llegaban, se entonaba el himno cruceño; se detuvieron y lo cantaron, pero tras que terminó, los ‘dolientes’ depositaron en la puerta del denominado ‘gobierno moral’ de los cruceños la cruz antes mencionada y arrojaron flores al son de una banda que tocaba una melodía fúnebre. Los llamaron “muertos”.

Luego siguieron su camino al centro de la ciudad apoyadas por un grupo de jóvenes que las escoltó y luego otros engrosaron las filas en la plaza principal, llegando a sumar unas 2.000 personas que cantaron Viva Santa Cruz, el himno boliviano y el cruceño.

Las voces, diversas, se hicieron escuchar en el micrófono abierto, para subrayar lo que decían con simbología: un ataúd (genuino) con la leyenda Q.E.P.D. la democracia; y otros tres, recreados en menor escala, con los nombres de Libertad, Gobernantes y Constitución Política como los ‘finados’. Se hizo un minuto de silencio en ‘homenaje’ a las autoridades que, afirmaron, dejaron de representarlos.
Piden coraje, sin violencia

Los grupos femeninos y otros que las apoyaban hacían énfasis en que deben ser valientes, pero sin caer en la violencia. En horas de la tarde se habían reunido con el comandante de la Policía para manifestarle que sus movilizaciones serían pacíficas. Estos grupos pedían parar a quienes amagaron entonar un cántico ofensivo contra el presidente, pero al final, estos, que eran unos 400 jóvenes, se retiraron hacia el Comité cantando el conocido estribillo.

Federico Morón reflexionó de que no es momento del ‘carajazo’, sino de pensar en cómo organizarse para seguir adelante, y que deben ser inteligentes, no violentos, mientras que Jimena Callaú espetó: “No estamos esperando que  las autoridades tomen decisiones, sino que se unan a su pueblo”. Así fue la voz de las redes sociales, pero materializada en la calle.
 
 En la jornada

kuña mbarete
Nancy Nállar Razuk, la creadora del grupo de Facebook, señaló que en 72 horas este grupo ya superó los 300.000 miembros. “Tantas mujeres no podemos estar equivocadas; somos el 4,5 por ciento del padrón electoral de todo el país”, aseveró. Además dijo estar orgullosa de haber irradiado el movimiento a los otros departamentos e incluso entre bolivianas radicadas en otros países.  

Niña potosina
Una niña de unos 12 años con vestimenta típica de Potosí y con discapacidad mental y motora está presente todas las noches en la plaza. Sonriente, busca abrazos; algunos manifestantes rehúyen, otros le corresponden.

Los políticos
El salón Colonial del Comité, literalmente fue tomado por los parlamentarios nacionales y departamentales del frente Demócratas. También había varios secretarios de la Gobernación de Santa Cruz.

El más eufórico
Juan José Barrera, dirigente de las personas con discapacidad, pidió unidad de los bolivianos para recuperar las libertades y la democracia.