IBCE Data Tr@de



Santa Cruz, 21 de abril de 2017

Drillmec: Achá ordenó fabricar los 3 taladros

La empresa italiana Drillmec, con capitales privados y estatales, asegura que después de la “correcta” firma del contrato sobre la compra de tres taladros, el presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Guillermo Achá, dio la orden para proceder con su fabricación, según una solicitada publicada en los medios impresos. Por su parte, la petrolera estatal señaló que el contrato fue suscrito por la Vicepresidencia de Administración de Contratos y Fiscalización (Vpacf) y la orden de proceder fue emitida por la Gerencia de Perforación.

Las declaraciones fueron emitidas un día después de que los ministros de Hidrocarburos y de Justicia, Luis Alberto Sánchez y Héctor Arce, respectivamente, que Achá no firmó el contrato con la italiana y que éste debía aportar con documentación.

“Una muestra de esta situación constituye la correcta firma del contrato con YPFB y la posterior orden de proceder, decisión expedida por la Presidencia Ejecutiva y que dio el inicio a la fabricación de los tres equipos requeridos en el marco de un proceso ampliamente verificado y fiscalizado por varias instancias administrativas y legales de la propia empresa estatal petrolera”, señala la solicitada firmada por la empresa italiana Drillmec.

La compañía, en su solicitada señala que “se vio ingratamente sorprendida por la decisión del Ministerio de Justicia y Transparencia Institucional de iniciar acciones legales en contra de la compañía por presuntos hechos irregulares en el proceso de contratación para la adquisición de los tres taladros destinados a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos”.

Contrariamente, la empresa petrolera estatal, a través de un comunicado de prensa, indica que la empresa italiana Drillmec “falta a la verdad respecto a la fabricación de tres equipos de perforación”.

Añade que la presidencia ejecutiva de la estatal petrolera, “en ningún momento fue representante” de YPFB en el referido contrato, “menos aún emitió alguna orden de proceder para el inicio de la fabricación de los equipos de perforación”.

Las irregularidades en la adjudicación de los taladros fueron reveladas por la Unidad de Transparencia del Ministerio de Hidrocarburos, después que el senador Óscar Ortiz presentara una denuncia ante esa instancia.

Tras un intento fallido de impulsar la investigación en la Fiscalía de La Paz, el caso derivó en el Ministerio de Justicia que inició un proceso penal en contra de 15 funcionarios de la empresa estatal y el representante de la empresa italiana Diego Bergonzi.

Tras la determinación del Ministerio de Justicia, surgieron las críticas de los senadores de oposición que lamentaron que Achá fuera excluido del proceso, a pesar de que el fiscal general Ramiro Guerrero no descartó ampliar la investigación y citarlo para declarar.

El 17 de marzo, Achá aseguró que el proceso de adquisición de las tres perforadoras se hizo con absoluta transparencia y se siguió “procedimientos de contratación de bienes y servicios en el extranjero”.

Por su parte, el presidente del Estado, Evo Morales, afirmó el pasado lunes que respalda la investigación del jefe de la Unidad de Transparencia del Ministerio de Hidrocarburos, Edmundo Novillo “caiga quien caiga”. Reiteró que dispondrá de gente de su confianza en los diferentes ministerios para detectar hechos irregulares.

Tras el proceso penal iniciado  por el Ministerio de Justicia, la empresa italiana señaló que la corporación deja establecida su intención de aclarar los hechos por los que se la acusa, además de colaborar con la investigación en busca de esclarecer la situación. “Rechazamos cualquier insinuación o juicio anticipado de actos de corrupción en contra de nuestra empresa y sus ejecutivos”, indica el documento.

La empresa italiana Drillmec se adjudicó la fabricación de taladros por un monto de 124.9 millones de dólares. Según Arce, no existe un posible daño económico al Estado porque la empresa estatal YPFB no realizó ningún desembolso.

 

SOBRE LA DESIGNACIÓN DEL TITULAR DE YPFB

En febrero de 2015, el presidente Evo Morales posesionó al titular interino de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Luis Guillermo Achá, casi dos semanas después de la muerte de Carlos Villegas, quien presidió la empresa estatal seis años antes a la designación.

“El compañero Carlos Villegas había dejado a sus hijos un encargo: que el compañero Guillermo Achá debería continuar” al frente de la primera empresa estatal de Bolivia, situada también entre las primeras 100 de América Latina, “y nosotros respetamos eso”, dijo Morales al tiempo de posesionarlo.

El expresidente de YPFB, Carlos Villegas, fue involucrado en una red de corrupción al interior de la Unidad de Comunicación de la estatal petrolera en 2014.

Ana Belén Camacho, hermana de Selva, una de las involucradas en el caso reveló haberse beneficiado con contratos millonarios autorizados directamente por Villegas.

El 10 de diciembre de 2014, YPFB presentó denuncia ante el Ministerio Público contra dos funcionarios de la petrolera estatal y parientes de éstos por los delitos de uso indebido de influencias y legitimación de ganancias.

 

Contrato. 124,9 millones de dólares es el costo total de la adjudicación a la empresa italiana. 

Investigación. 16 personas son procesadas por las irregularidades en el proceso de adjudicación.

Experiencia. 500 taladros vendió la empresa Drillmec que tiene presencia en 40 países.