IBCE Data Tr@de



Santa Cruz, 21 de abril de 2017

El Gobierno da por cerrado tema de boletas de Corsán

Para el Gobierno el cobro de las boletas de garantía por $us 151 millones correspondientes a la vía San Buenaventura-Ixiamas y a la hidroeléctrica Miguillas, abandonadas por la española Corsán Corviam, es un capítulo cerrado.

La confirmación la dio a conocer el viceministro de Transportes, Galo Bonifaz a pocas horas de que el Grupo Isolux Corsán señaló que no existen razones suficientes para la anunciada ejecución de las boletas de garantía pese a que su filial Corsán Corviam abandonó Bolivia intempestivamente.

“¿Cómo podemos negociar con la empresa si de una manera irresponsable abandonó dos obras sin comunicar al Ministerio de Obras Públicas ni a ABC?. Es como si nosotros aceptáramos esa acción irresponsable. Es inaceptable. La acción del Estado es muy concreta de ejecutar las boletas de garantía”, remarcó.

A la pregunta de si ya se hizo la operación de cobro efectivo de las boletas de garantía, Bonifaz indicó que ya se dio la orden de ejecutar. No obstante aclaró que es un proceso administrativo que tiene que cumplir ciertos requisitos que requiere un espacio de tiempo. 

Respecto a la situación de los 400 trabajadores de Corsán que esperan cobrar Bs 2 millones y de las subcontratistas a las que se les adeuda Bs 77 millones, indicó que es un negocio de privado (Corsán)
con terceros.

“Aquí el Estado no tiene nada que ver. Tendría que haber una orden judicial para retener alguna planilla que la ABC aún le debe a Corsán para pagarles. Es un mecanismo que se puede activar”, aclaró.
Sobre el futuro de San Buenaventura-Ixiamas y de Miguillas, Bonifaz explicó que se espera conocer el criterio del Banco Mundial (BM), ente financiador para ver cuál va a ser el siguiente paso y definir si amerita una nueva licitación. 

Por su parte, el Ministerio de Obras Públicas hizo conocer que se solicitará información a la Embajada de España sobre la situación de la empresa Corsán Corviam.

Por su parte, el representante de los subcontratistas, que son unos 150, de la empresa española Corsán Corviam, Marcelo Lafuente, informó ayer de que el sector determinó abrir un cuarto intermedio en sus movilizaciones hasta el próximo lunes, luego de reunirse con la presidenta de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), Noemí Villegas.