Últimas noticias

Información sobre el Comercio Exterior para Bolivia y el Mundo


 
 


Cooperación Suiza en Bolivia presentó revista bienal:

"ELEMENTO DE VIDA: EL AGUA EN EL DESARROLLO, LA CULTURA Y LA SOCIEDAD"



 

El Embajador de Suiza en Bolivia, Sr. Roger Denzer, se refirió al agua como un factor vital para el desarrollo de los pueblos, durante la puesta en circulación de la Revista Bienal “ELEMENTO DE VIDA: EL AGUA EN EL DESARROLLO, LA CULTURA Y LA SOCIEDAD”, en el marco del coloquio organizado para la presentación del documento. El evento, al que asistieron más de 300 personas -destacando representantes de Embajadas, de entidades públicas, empresariales y de la Academia- tuvo la finalidad de aportar al debate sobre tan importante temática y se llevó a cabo en la ciudad de La Paz, el 5 de diciembre de 2017. La revista contiene 16 miradas de expertos/as, encargados/as de políticas públicas y autoridades sobre el uso de este recurso escaso frente al desafío que supone el cambio climático y el abastecimiento para los 10.000 millones de personas que tendrá el mundo en 30 años.

“No podemos hablar de desarrollo humano sostenible sin referirnos al agua que es necesaria en la producción agrícola, en la producción minera y la reproducción antroponómica. Tampoco podemos dejar de lado el agua cuando hablamos de salud, de educación, de alimentación o de biodiversidad porque el agua en el debate sobre el desarrollo humano es como el agua de los ríos: lo atraviesa todo”, expresó el Embajador de Suiza en Bolivia, Roger Denzer al referirse a la gestión del agua en tiempos en que el cambio climático y el crecimiento de la demanda del líquido vital exigen ajustes y una conciencia mundial para asegurar su disponibilidad a las generaciones futuras.

Tal expresión se produjo en el coloquio que acompañó la presentación de la Revista Bienal de la Cooperación Suiza en Bolivia “ELEMENTO DE VIDA: EL AGUA EN EL DESARROLLO, LA CULTURA Y LA SOCIEDAD”, este 5 de diciembre en el Salón “Pérez de Holguín”, del Real Hotel Plaza & Convention Center, en La Paz, evento que adquirió gran trascendencia con la participación de la Embajadora de Colombia en Bolivia, Edith Andrade de Páez, así como representantes de otras legaciones diplomáticas; funcionarios del Ministerio de Medio Ambiente y Agua; representantes de los Gobiernos Autónomos Municipales de La Paz y El Alto; entidades del sector empresarial; Consultores internacionales; docentes y estudiantes universitarios.

El diplomático suizo mencionó la urgente necesidad de converger en acciones conjuntas de los distintos sectores para sensibilizar a todos los actores sobre una buena gestión integral del agua dado que, cualquier impacto negativo sobre uno de los elementos ocasiona un efecto adverso sobre todo el sistema. “Solo los especialistas del agua, y lamentablemente no todos ellos, parecen tener plena conciencia de que la naturaleza es un cuerpo que integra miembros que solo pueden vivir en armonía para no morir, y que afectar a alguno de ellos significa afectar al conjunto del sistema: el planeta tierra. Ellos nos dicen que el tipping point o ´punto de quiebre´ se acerca vertiginosamente, aunque no queramos verlo”, manifestó.

APORTE PARA EL ANÁLISIS DEL TEMA

La revista bienal de la Cooperación Suiza en Bolivia es una publicación desarrollada por expertos/as bolivianos e internacionales. Se habla sobre los desafíos que enfrenta Bolivia y el mundo en relación al uso del agua, así como la concomitancia de este elemento con el desarrollo sostenible. Un total de 16 artículos componen la revista, de los que 15 contienen la opinión de 20 especialistas, además de un artículo con las conclusiones de un Conversatorio sobre la problemática del agua llevado a cabo en junio de 2017 en La Paz.

Entre los autores destacados de la Revista están el ex Presidente, Carlos Mesa y el ex Ministro de Planificación del Desarrollo y ex Ministro de Medio Ambiente y Agua, René Orellana. Junto a la opinión de especialistas, la revista ofrece información estadística, ilustraciones, fotografías, mapas y otros elementos que enriquecen el documento, aportando al análisis del tema. En el coloquio de presentación participaron ponentes como: Soledad Delgadillo, de la Secretaría Departamental de Derechos de la Madre Tierra del Gobierno Autónomo Departamental de Cochabamba; Eduardo Forno, Director Ejecutivo de la ONG Conservación Internacional; María Quispe, Directora Ejecutiva de PROSUCO y Humberto Gandarillas, Coordinador de GIZ en Bolivia.

LA VOZ DE LOS ESPECIALISTAS

María Quispe, Directora Ejecutiva de la Asociación de Promoción de la Sustentabilidad y Conocimientos Compartidos (PROSUCO), ponente en el coloquio con el tema “El agua en el desarrollo, desde un enfoque comunitario”, destacó el carácter de este recurso hídrico como vital y un derecho humano prioritario para el desarrollo:

“Es un elemento clave para el desarrollo de las comunidades; aquellas que cuenten con la disponibilidad, acceso y distribución desarrollarán en mejores condiciones su vida social y productiva y por ende económica. Sin embargo, muchas de las comunidades rurales del país no cuentan aún con este recurso de forma adecuada, ya que las familias se proveen del agua de vertientes, pozos, ríos y lluvia; esta situación hace que incremente la vulnerabilidad de las familias y mucho más de las mujeres, niños/as y adultos mayores. Una comunidad sin agua para consumo humano y que depende solamente de las lluvias para producir, merma la calidad de vida de las mismas, optando como salida el migrar a las ciudades”, afirmó Quispe, recomendando continuar e incrementar la inversión pública y privada para mejorar el acceso al agua, con un enfoque de responsabilidad compartida y transparente entre los diferentes actores, públicos, privados y comunitarios.

Durante su ponencia sobre la disponibilidad de agua dulce en el planeta y Bolivia, Eduardo Forno, Director Ejecutivo de Conservación Internacional, revisó además la distribución de agua en Bolivia desde el punto de vista espacial y temporal, distinguiendo las épocas secas y húmedas, los problemas de la calidad y cantidad de agua, así como los efectos del cambio climático. Forno dijo que la ciudad de La Paz muestra un panorama preocupante, por la alta probabilidad de alcanzar para el año 2032 el ´punto de quiebre´ entre la demanda de agua y su disponibilidad “eso, si se hacen todas las inversiones que están planificadas para gestionar mejor el agua”, manifestó. Dijo también que por las particularidades de cada región la distribución del agua en Bolivia es dispareja. “El problema principal es, cómo se distribuye, es algo que va a cambiar mucho; en Bolivia hay lugares donde se tendrá mayor sequía, por ejemplo, en lugares como San Matías en Santa Cruz, y en los valles tropicales del Chapare y centro de Cochabamba (…) habrá más humedad en el centro y norte de Santa Cruz y los valles hacia La Paz”, dijo, aclarando que tal panorama tiene un alto grado de incertidumbre, pudiéndose prever la dirección del cambio, pero no así su magnitud.

Soledad Delgadillo, de la Secretaría Departamental de Derechos de la Madre Tierra, del Gobierno Autónomo Departamental de Cochabamba, expuso sobre “El agua en el desarrollo: caso Cochabamba”, refirió la situación de ese Departamento y el cambio que sufrió dicha región agrícola y frutal en los últimos 15 años por la creciente carencia de agua.

“La población puede contaminar el agua, hacer mal uso de ella, deforestar y debilitar las posibilidades de contar con lluvias, eso es lo que está contribuyendo a la crisis del agua en Cochabamba. En general hay una tendencia a la deforestación en los trópicos, en las ciudades y pueblos. Lo mismo con el manejo de residuos sólidos que terminan contaminando ríos. Son formas en que la población atenta contra la posibilidad de tener lluvias y de disponer de agua no contaminada, además del despilfarro. Estamos trabajando con la visualización de proyectos y programas estratégicos para dar mayor acceso a la población al líquido elemento, pero también interpelamos la cultura y el rol de la población en su relación con el agua, se trata de construir una nueva relación, más responsable con la producción, conservación, protección y uso racional del agua”.

El sistema autogestionado de riego que brindaba acceso al líquido vital en zonas andinas de Bolivia está debilitado, según Humberto Gandarillas, Coordinador de GIZ, afectados por factores como el minifundio, la altísima migración campo-ciudad en la última década, los elevados costos de la mano de obra y el efecto del cambio climático entre otros. “La mayor fuente de ingresos para los campesinos actualmente ya no es necesariamente el agro, hay una suerte de multifuncionalidad, la gente está muy ligada a las ciudades. Todo ello ha derivado en un deterioro grave de los sistemas de riego andinos y está en cuestión el paradigma fundamental de las inversiones públicas en este sector que se sustentaba en la capacidad de autogestión, es necesario pensar en nuevos paradigmas para resolver la crisis y devolver a los sistemas de riego la fortaleza que tuvieron en el pasado y con eso contribuir al uso eficiente del agua”, sostuvo.

PUESTA EN CIRCULACIÓN

Los más de 300 asistentes al Coloquio en el que se realizó la presentación de la Revista Bienal de la Cooperación Suiza en Bolivia, titulada “ELEMENTO DE VIDA: EL AGUA EN EL DESARROLLO, LA CULTURA Y LA SOCIEDAD”, recibieron un ejemplar de dicha publicación. Los y las interesadas en obtener la indicada revista pueden obtenerla en la página web www.eda.admin.ch/lapaz o en la página Facebook EmbajadaSuizaLaPaz.

 

 

Santa Cruz, 5 de diciembre de 2017